Archivo de la categoría: Castellano

SAN SEBASTIAN

Sant Sebastian, El Greco

Sant Sebastian, El Greco

Sangre que corre por mis venas,
Buscando la luz.
Hombre de pecados alzando el arma,
Consumiéndose por sus propias llamas.

Atado por vuestros pensamientos,
Amaneciendo sin perdón.
Cruel flecha destinada a mi alma
Que en realidad busca mi bendición.

¡No tardéis en disparar la cruel flecha!
Mi señor me guiara,
Por los senderos de la luz.

Jordi L.

Anuncios

LA CAZA

La Caza, Anónimo

La Caza, Anónimo

Hay susurros en la caza,
al este despierta el alba.
Los rayos encienden los rostros,
fundidos en la maleza.

Ríos de sangre.
Los animales, victimas, son
vidas que dan otras vidas.
Eterna disputa entre la bestia y el animal.

Anochece.
La caza finaliza.
El hombre canta junto al fuego,
orgulloso, a la muerte y al valor.

Nurlan H

FUEGO

Joan of Arc, Dante Gabriel Rossetti

Joan of Arc, Dante Gabriel Rossetti

Rojo su pelo,
libre, ondeando al viento.
Roja su sangre,
obra de arte sobre el lienzo
blanco de su piel.
Rojo su corazón,
tambor solemne en su pecho.

Fuego flameante era su pelo
contra el indomable céfiro.
Fuego propagándose era su sangre
socavando la sed del contrario.
Fuego bombeante era su corazón,
y sus ojos de tormenta desafiaban,
incansables, a la batalla.

Pero ni el rojo de su cabello
ni de su sangre ni su corazón
ni el fuego de su espíritu
lograron acabar con el fuego
miserable y cobarde del hombre,
el mismo fuego que al final redujo
a Juana de Arco
a polvo y cenizas.

Elena A.

ECCE HOMO

El Heroe, George Grosz

El Heroe, George Grosz

Atended, esta es su voz.
Un sonido sin sentido,
un nombre y una sombra.
He aquí al hombre.

Nadie sabe quién es,
nadie se acuerda;
es un reflejo de sí mismo.
He aquí al hombre.

Alguien le enyesó el ánima,
y le dejo con el nombre,
pero ya nadie se acuerda.
He aquí al hombre

Su voz,
su sombra,
su nombre,
es el de todos nosotros.
Pero ya nadie se acuerda.

He aquí al hombre.

Gabriel R.

SOLOS HABITAN

“Ubu Imperator”. Max Ernst

Solos habitan
dos almas en un cuerpo,
dos cuerpos en un alma.

Les falta el aire,
ya no ven más allá de la muralla granate,
más allá del desierto de cuadros.

Equilibrio siniestro
a cuya sombra no pertenecen.
Hombre, preso y esclavo
de su fragilidad omnipresente.

Alma, esencia poco precisa
que ya no sabe donde duerme,
ni donde descansa,
ni donde, solo, habita.

Aitana V.

MIEDOS

Hercules, John Singer Sargent

Hercules, John Singer Sargent

Mis miedos son verdes,
salvajes, tóxicos;
son el motivo de mi insomnio,
de mis heridas más profundas;
son escamosos y gélidos,
afilados y persistentes,
son siete cabezas que no consigo cortar.

Mis miedos no vuelan,
no bucean,
no caminan.
Mis miedos se arrastran
dejando restos húmedos y pegajosos.

Mis miedos no sucumben a la ruda maza,
no ceden a la aguda espada,
tan solo se rinden ante el fuego de la osadía,
osadía que cicatriza mis temores,
temores que son
como las cabezas de la hidra.

Julia V.

LA VALENTÍA DEL LOCO

The Attack on the Windmill, Gustave Doré

The Attack on the Windmill, Gustave Doré

Él se enfrenta a la amenaza
que sobre la colina acecha.
Revestido de hierro, de osadía,
entrega su alma al destino.

Él divisa al Titán,
al monstruo, al gigante,
invisible ante los ojos
del cobarde.

Él choca contra la ignorancia
y es vencido por la vileza humana,
es golpeado por la avaricia,
es iluminado por la locura.

Enfrentarse a sus fantasmas.
Luchar contra Titanes.
Alimentar su coraje con la derrota, con las caídas.

Ahí reside la valentía del loco.

Lucía Pitarch