Don Juan, el eterno galán

P1240166P1240169Resulta irónico ver lo poco que hemos cambiado desde el siglo XIX. Entonces, los hombres también alardeaban de todas las mujeres que habían conocido y de su habilidad para causar problemas. “Don Juan tenorio” es una obra teatral escrita por Zorrilla y que habla sobre las terribles consecuencias de la apuesta que Hace don Juan Tenorio.

Los personajes son un reflejo de los cánones barrocos como la gama virtuosa y de alto linaje (doña Inés) o el padre ejemplar (Gonzalo). No obstante, Zorrilla coge el personaje del galán y lo transforma espléndidamente. Don Juan Tenorio es este caballero, sin embargo, se esconde bajo su reputación de diablo tanto que no llega a aceptar un amor por doña Inés hasta el final de la obra.

La segunda parte demuestra una gran inventiva escenográfica: las esculturas que cobran vida pero que luego se desvanecen rápidamente son recursos innovadores que le dan al teatro carácter no solo literario sino también visual.

En conclusión, la obra gira entorno al personaje de Don Juan y lo increíble de las situaciones que vive. No obstante, el final de la obra parece ligeramente fallido ya que se arregla todo gracias a la intervención de doña Inés, un tipo de “deus ex machina” cuyo amor femenino es tan virtuoso que rescata con su gracia al protagonista de la novela.

Alberto A.

Anuncios